Pepe Cabrera, un edificio vivo en plena evolución

Pepe Cabrera, un edificio vivo en plena evolución
Compartir:
Empresa:
Fecha:
09/10/2019
Categoría:
Desde su concepción, el edificio que alberga actualmente en Dénia el estudio de arquitectura y el showroom de Pepe Cabrera fue imaginado como algo vivo, nada estático. Y así ha sido como a lo largo de sus casi 20 años de existencia ha evolucionado de forma constante.

El proyecto del edificio en sí fue creado por nuestro añorado Pepe Cabrera y Paula Cabrera Gil, arquitecta y socia de la empresa. Ellos dos pusieron sobre los planos la idea de una edificación, situada en lo que entonces era una zona puramente industrial de Dénia, de levantar una construcción que fuese como su contenido: único, vanguardista y en continuo movimiento.

Tres contenedores y un cubo superior

Pepe y Paula dibujaron un edificio formado por tres contenedores. Dos de ellos blancos, que contienen las zonas más estáticas aunque siempre cambiantes, mientras que el tercer contenedor, el central, aloja el núcleo de las comunicaciones: el montacargas, la escalera y el ascensor. ​

Por encima de los tres contenedores hay un cuarto cubo, en este caso retranqueado, que siempre ha tenido una finalidad artística. Primero albergó una galería de arte. Y después, a partir de 2013, el diseñador Pepe Cabrera sorprendió de nuevo a todos con su idea: abrir un restaurante en el ático del showroom para ofrecer una experiencia a los clientes. Pepe vio la evolución de la gastronomía como una vertiente más del arte, como es hoy en día, y la hizo realidad. Así nació el espacio gastronómico Aticcook.

Una galería de arte líquida

La galería de arte no desapareció con la apertura de Aticcook. Con un concepto de exposición líquida, ahora las obras de arte están presentes a lo largo de todo el showroom, integradas junto al mobiliario o las zonas de trabajo.

El showroom de mobiliario también ha ido evolucionando. Cuando abrió la tienda en 2002, la exposición se dividía en mobiliario de corte clásico y moderno, sufriendo una evolución constante hasta que en la actualidad, el showroom está completamente especializado en mobiliario contemporáneo.

Además del showroom propio de Pepe Cabrera, este edificio acoge también un shop in shop de la firma de cocinas de vanguardia Bulthaup; espacio que estuvo situado primeramente en la segunda planta y que desde hace un tiempo ocupa una de las plantas bajas de los dos contenedores blancos.

Estudio de arquitectura en expansión

Una de las vertientes más destacadas de la evolución de la marca Pepe Cabrera ha sido su estudio de arquitectura. En los inicios estaba integrado por dos personas, la propia Paula Cabrera y su hermano, el también arquitecto y socio, Nacho Cabrera. Desde entonces el estudio de arquitectura unido al de interiorismo ha ido creciendo paralelamente a la realización de proyectos especializados en hogar y con clientes de todo el mundo. Hoy en día, el equipo del estudio y el de administración y ventas suman 25 personas.

Así es Pepe Cabrera, un contenido que evoluciona dentro de un continente que fue pensado para ser capaz de generar esas sinergias.